Entrevista a Lola Baldrich (Lucía en el internado)

marzo 26, 2009
LOLA BALDRICH
Sospechosos Habituales en colaboración con ElInternadoFans.com – 6 de Octubre 2008 – 23 de marzo de 2009

“Lucía luchará entre la atracción y su cometido con Héctor”

Cuenta con una amplia experiencia sobre los escenarios, donde ha participado en “El caso de la mujer asesinadita”, “Nadie es perfecto” y “Desnudos en el parque”. En televisión trabajó en la serie “Médico de familia”, donde daba vida a la carismática Gertru. Además formó parte del grupo musical Objetivo Birmania, que triunfo el tema “Los amigos de mis amigas son mis amigos”. Actualmente se ha unido al reparto de la serie “El Internado” y participa en la primera película como director de Emilio Aragón.

 

Sospechosos Habituales: Después de esta presentación, ha llegado el momento de dar la bienvenida a Lola Baldrich. Buenas noches. ¿Qué tal?
Lola Baldrich: Hola, buenas noches, ¿cómo estáis?
 

Sospechosos Habituales: Muy bien, para nosotros es un honor poder hablar contigo a estas horas de la noche. Sabemos que es duro para una mujer trabajadora como tu (risas)

Lola Baldrich: (risas) Para mí es un placer y además aquí estoy tranquila con la casa en paz y hablando con vosotros. Encantada.

 

Sospechosos Habituales: En primer lugar nos gustaría felicitarte por la obra “El caso de la mujer asesinadita”, que está teniendo bastante aceptación. Nos gustaría que les explicaras a nuestros oyentes que se van a encontrar si van a ver la obra.

Lola Baldrich: “El caso de la mujer asesinadita” es una obra de Mihura y Álvaro de la Iglesia. Es una comedia desternillante, la verdad es que la reacción del público, es sobre todo reírse a cada instante. Es un absurdo de Mihura, a la vez mezclado con una historia de amor profundo y muy poético. Eso es lo que va a ver el espectador.

 

Sospechosos Habituales: Te hemos visto últimamente actuar mucho más en teatro que en cine o en televisión ¿Por qué te decantas?

Lola Baldrich: He desarrollado mi aprendizaje en el teatro. Me considero, más allá de una actriz,… una mujer de teatro. Es donde me encuentro más cómoda, pero un actor no puede vivir sin el soplo de popularidad que da la televisión, el espaldarazo, la continuidad en el trabajo… en cuanto al  cine, lo considero un lujo. En este país, la verdad es que tampoco es una industria muy grande, pero el cine cuando te toca… es un regalo.

Ahora estoy haciendo una película maravillosa que creo que va a ser un bombazo, muy cuidada, muy emocionante. Hago un papel pequeño, pero mi personaje tiene gran porque da lugar a toda la trama que le sigue.

 
Más que una actriz, soy una mujer de teatro
 

Sospechosos Habituales: Estás hablando de “Pájaros de papel”, el primer trabajo de Emilio Aragón como director. Cuéntanos un poco como es tu papel.

Lola Baldrich: Imanol Arias, que es el protagonista, es un hombre que está muy enamorado de su mujer, tienen un hijo en común. Pertenece a una compañía de varietés, en la que tocan instrumentos, hacen números de aquella época,… de los años 30, cómicos de la lengua que van recorriendo pueblos en carromatos…

Cuando se inicia la Guerra Civil en España, esta familia, como todas, se convulsiona. La mujer decide echar una mano en los hospitales y bueno, la vida familiar se tambalea un poco.

En un punto de la película, el personaje de Imanol, al llegar a casa encuentra que está destruida y que nosotros no estamos, nos han matado, a mí y a su hijo. Él desaparece un tiempo y después vuelve a retomar su vida y su trabajo ya concienciado de esta amargura.

 

Sospechosos Habituales: Este es uno de tus proyectos de ahora, pero también, hoy mismo has comenzado los ensayos para incorporarte a “El Internado”.

Lola Baldrich: Eso es. Incorporarme a una serie de las más exitosas del momento, es un lujo, porque sabes que no es una serie que vayan a estrenar y a quitar a los dos días, cómo les está pasando a muchos compañeros, que se incorporan a series nuevas y caen porque nos las dejan respirar lo suficiente… “El Internado” desde el capítulo primero hasta el treinta y cinco, qué es en el que me incorporo yo, ha sido un exitazo. Entonces, me ha hecho mucha ilusión, conozco a gente del reparto,… de hecho uno de mis compañeros del teatro, Ismael Martínez, interpreta a Martín en la serie. En fin… estoy muy contenta, a ver lo que da de sí esta chica que entra nueva allí.

 

Sospechosos Habituales: Seguro que da mucho de sí, y ya de momento tienes a una legión de fans de la serie, que se han enterado de que íbamos a entrevistarte y nos han enviado muchas preguntas…

Lola Baldrich: ¡No me digas! Ante todo deciros, que tengo sellada mi boca para adelantar nada, ninguna trama,… Porque además, es una condición. En cuanto entras allí te dicen… ¿estás dispuesta a no contar nada de lo que vayas a leer, o del futuro de tu personaje…? (risas)

 

Sospechosos Habituales: Nosotros preguntamos por si se te escapa algo, sin querer,… (risas). Bueno, tenemos un mensaje enviado por la web www.elinternadofans.com, que dice: ¿Qué nos puedes adelantar sobre tu personaje? Sabemos que Lucía llega al internado como la doctora de Héctor, pero, tú misma has comentado que sabremos desde el principio que no tiene buenas intenciones, ¿Cuál es su misión exactamente?

Lola Baldrich: (risas). ¡Una que no puedo contestar! Lo que puedo decir es que esta chica entra porque Héctor tiene una enfermedad extraña y ella llega a investigar, a conocerla más a fondo, a establecerle un tratamiento para aumentar el periodo de vida que le queda, ya que le han asegurado que va a durar poco.

Es un personaje con doble cara, por un lado está la persona, qué en principio congenia muy bien con Héctor. Hay mucha química entre ellos… no adelanto nada más…

 
 
 

Sospechosos Habituales: ¿Tensión sexual? (risas)

Lola Baldrich: (risas). Eso es… ¡qué listo eres! Y respecto a sus intenciones finales… lo que hace que esté allí… es un secreto que no puedo desvelar. Entonces, ella se moverá entre esa atracción y su cometido.

 

Sospechosos Habituales: Todos los personajes de “El Internado” tienen alguna vinculación o algún pasado relacionado con la Laguna Negra. Tu personaje tiene un pasado relacionado con “El Internado”? ¿Con el Proyecto Géminis?

Lola Baldrich: Si la tengo, pero no puedo contar nada…

 

Sospechosos Habituales: El actor Luis Merlo, que interpreta a Héctor en “El Internado”, abandonará temporalmente la serie de Antena 3 para centrarse en la obra de teatro “Arte” ¿Cómo van a resolver los guionistas su ausencia?

Lola Baldrich: Me dices más de lo que yo conozco… no lo sé… no sé si le mandarán de viaje, lo quedarán en coma,… ¡ni idea!

 

Sospechosos Habituales: ¿Tu personaje aparecerá desde el primer capítulo? ¿Será fijo?

Lola Baldrich: Mi personaje en principio entra para esta temporada, desde el segundo capítulo.

 

Sospechosos Habituales: Una seguidora del internado llamada Jess no pide que te preguntemos si tu personaje, Lucía, sabemos que es mala, pero ¿será una mala con corazón de buena como el conocido caso de Amelia o es mala a conciencia?

Lola Baldrich: (risas) Amelia es un personaje que se ha desarrollado durante muchos capítulos y mi personaje creo que está por desarrollar, tanto por la actriz, como por los guionistas, que por supuesto, tienen una idea genérica de lo que va a pasar. Dependiendo mucho del espectador, si el personaje gusta, tendrá más trama, más apariciones, más fondo que si es un personaje que pasa sin pena ni gloria y lo dejan ahí… Yo aseguro, que mi personaje no va a ser superficial, tendrá un gran conflicto entre pasiones y su cometido profesional.

Arrancarlo desde ahí y con un actor como Luis, creo que promete. Pero ni puedo, ni tengo más datos…

 

Sospechosos Habituales: Vamos a dejar “El Internado”, y hablamos ahora de una serie que sin duda, marcó un antes y un después, en lo que a ficción española se refiere, fue “Médico de Familia”. Cuéntanos un poco como recuerdas aquella etapa.

Lola Baldrich: Lo recuerdo como un hito dentro de la historia de la televisión, en la que tuve el honor de participar. Siempre lo recuerdas como algo divertido,… en el fondo no eres consciente del éxito pero con el tiempo comprendes todo lo que supuso.

 

Sospechosos Habituales: El capítulo en el que se casaban Nacho y Alicia marcó un dato histórico en la televisión, 10 millones de espectadores y un 60% de share, algo impensable con la segmentación que hay actualmente.

Lola Baldrich: ¡Qué barbaridad! Lo recuerdo con mucho cariño. Siempre lo digo, cuando tienes un jefe tan creativo, humilde, generoso… que da “buen rollo” a todo el mundo… salen bien las cosas. Le he echado mucho de menos, ahora que me he reencontrado con él en la película, es un placer…

 
Médico de familia fue un hito en el mundo de la tv, donde tuve el honor de participar
 

Sospechosos Habituales: Quiero que me digas si esto es verdad. Se dice que algunas enfermeras se quejaron de la imagen que daba Gertru al principio de la serie con ese uniforme tan cortito, y los guionistas terminaron realizando algunos cambios en su forma de vestir. ¿Es cierto?

Lola Baldrich: Armó mucho revuelo esa faldita… sí que hubo quejas sobre qué las enfermeras no solían vestir así. Pero mi personaje evolucionó, ya que se quedó embarazada y la bata se convirtió en un pantalón y una blusa de enfermera, pero no por el revuelo. Estan los que protestaban por ese uniforme y los que querían ver piernas. (risas)

 

Sospechosos Habituales: ¡La carne siempre vende! Y “El Internado” es un ejemplo de ello…

Lola Baldrich: ¡Están ahí medio desnudos todos! Voy a entrar en una orgía (risas)

 

Sospechosos Habituales: ¿tú también vas a tener desnudos?

Lola Baldrich: No, no…

 

Sospechosos Habituales: Si la audiencia lo pide, has dicho que haréis lo que pida la audiencia…

Lola Baldrich: En una serie donde hay veinteañeros que están buenísimos, tanto ellas como ellos… yo ya no tengo edad (risas).

 

Sospechosos Habituales: Otro oyente del programa nos ha mandado una pregunta para ti, ¿Quién te pone más, Emilio Aragón o Luis Merlo? ¿O Jorge Roelas?

Lola Baldrich: (risas) Me ponen los tres, cada uno tiene su puntito. Ahora me tengo que quedar con Luis, porque tengo que enamorarme de él.

 

Sospechosos Habituales: Nos gustaría acabar la entrevista escuchando el tema “Los amigos de mis amigas son mis amigos”. ¿Cómo recuerdas tu etapa con el grupo Objetivo Birmania?

Lola Baldrich: ¡Qué bonito! Hoy mi hija, que tiene 10, ha descubierto que en una página está colgado el videoclip y me ha dicho que estoy igual… y hace 20 años ya de esto (risas). Lo recuerdo con mucho cariño y nostalgia, fue una época muy divertida, muy buena… trabajamos mucho. Aunque todo parece muy facilito, detrás de todo eso había mucho trabajo… como en todas las profesiones.

 

Sospechosos Habituales: ¿Te gustaría volver al mundo de la canción?

Lola Baldrich: Si me gustaría, pero nunca como cantante, sino como una actriz que canta. De hecho, lo he vuelto a hacer, he hecho una opereta y lo volveré a hacer, porque me gusta mucho el mundo musical.

 

Sospechosos Habituales: Nosotros nos quedamos ahora con el tema “Los amigos de mis amigas son mis amigos” que aun sigue sonando mucho en algunos lugares de Valencia y también de Madrid… Ha sido un honor y un gusto poder hablar contigo a estas horas de la noche, te deseamos mucha suerte en “El Internado” y en “Pájaros de papel”, en todos tus proyectos, … y muchas gracias por todo.

Lola Baldrich: ¡Muchas gracias! Y mucha salud que es lo importante. Qué vosotros lo veáis y que vaya muy bien el programa.

 
Entrevista realizada por Sospechosos Habituales en colaboracón con http://www.elinternadofans.com
Anuncios

Ana de Armas, Yon Gonzalez y Daniel Retuerta hacen balance sobre la serie

enero 19, 2009

Ana de Armas, Yon González y Daniel Retuerta hacen balance de la serie en una entrevista para Antena 3.

 

¿Cómo han evolucionado sus personajes en estas cuatro temporadas?

Ana de Armas: “Carol ha intentando reconciliarse con Marcos, lo cual se complicó con la vuelta de Amelia. Carolina es una chica muy tranquila y lo único que ha cambiado es de novio. Pero se ha definido, quiere a Marcos”

Daniel Retuerta: “Roque ha cambiado en que en las anteriores temporadas en que era un poco más gregario del grupo y ahora tiene más protagonismo”

Yon González: “Iván es el que más liga de la serie, ha estado con Carol, con su prima, con Vicky y ahora con Julia… La evolución de Iván y de todos los personajes es que están madurando a nivel amoroso y en los temas personales”

¿Cuál ha sido el peor momento del rodaje o el más complicado?

Ana de Armas: “Lo peor es el frío que pasamos cuando grabamos exteriores, pero lo llevamos bien. También cuando grabamos la promo de la lluvia. Además, los chicos llevaban el traje de neopreno entero porque iban con pantalones, pero nosotras íbamos con la falda y eso no abriga nada. Encima, nos rompieron el cuello para que no se viera y el agua se colaba por ahí. Terminamos a las cuatro de la mañana”

Daniel Retuerta: “Creo que un momento complicado es cuando tienes una frase tan viciada que se te atraganta. Te equivocas una vez y otra y la gente se empieza a enfadar, el director pide un poco de concentración y tu piensas “es que no me sale”, y te pones a sudar… “

Yon González: “Cuando grabamos la promo de la lluvia, me dolía la cabeza del frío. Ibas de la caravana al rodaje y viceversa. Te secabas en la caravana y te mojabas mientras grababas. Terminé el último, a las cinco de la mañana”

¿Con qué personaje saldría de marcha?

Ana de Armas: “Con Camilo. Y con Carol también”

Daniel Retuerta: “Con las dos personas del internado con los que saldría de marcha serían Iván y Fermín”

Yon González: “Yo me iría con Elsa, me encantaría”

¿Ha habido algún momento en el que le han agobiado los fans?

Ana de Armas: “Un día fui a comprarme un pijama y se fijaron en cual me llevaba y unas chicas se compraron el mismo. También me paso algo parecido comprándome un paraguas, pero esta vez era el único”

Daniel Retuerta: “Alguna vez me ha pasado que he ido a un restaurante y, mientras comía, había un montón de gente en el cristal del sitio viendo cada bocado que tomaba”

Yon González: “Hace poco me fui a comprar un gorro y una bufanda a un centro comercial, y el de seguridad me tuvo que sacar por unos pasillos interiores hasta llegar al garaje donde tenía el coche, porque la tienda se llenó de seguidoras de la serie y no podía ni pagar


Raúl Fernandez: ‘Los guionistas tienen que hacer encaje de bolillos’

enero 16, 2009

Raúl Fernández de Pablo, actor madrileño que cuenta ya con una notable trayectoria teatral, no estaba acostumbrado a que le abordasen por la calle. El teatro no tiene ese efecto masivo que da la televisión y su personaje de Fermín, el cocinero infiltrado cuyo oficio es una tapadera en ‘El internado’, ha ido creciendo en la serie de Antena 3 y ganando popularidad, una situación nueva para él. Fermín cerrará este jueves una de las principales tramas del fin de temporada de la serie de Globomedia, pero el intérprete no para. Sigue vinculado a una empresa teatral de prestigio, La Guindalera, con la que estrenará la obra ‘Molly Sweney’, sobre el caso de una mujer que recupera la visión

-Su personaje tiene un protagonismo especial en este fin de temporada. Parece que quiere tomarse la justicia por su mano.
-Quiere arreglar cuentas con su pasado, con algo que le atormenta, y solucionarlo para poder seguir avanzando. A Fermín lo contrataron para cumplir una misión diferente, encontrar joyas y arte escondidas, un tesoro oculto en el entorno del internado, con tal de salvarse de la cárcel. Pero tirando de la madeja descubre asuntos que tenían que ver con su pasado personal, con su padre. En este último capítulo, por el detalle de un anillo ya sabe quién es el asesino de su padre.
-Se están enredando demasiado el misterio de la serie. A poco que el espectador se salte algún capítulo se pierde en las tramas
-Es cierto. Este tipo de series buscan enganchar al público dejando en ’stand by’ el final de cada capítulo para que tengas que ver el siguiente. Para eso tienen que abrir muchas líneas argumentales porque si no se acaba el misterio. Los guionistas tienen que hacer encaje de bolillos. Se rebanan los sesos para hacer conseguir historias ingeniosas y que todo quede atado.

-El día que se descubra el misterio de La Laguna Negra se acabó la serie.
-Sí, a no ser que decidan hacer una segunda parte, una historia diferente.
-¿No se ha orientado la serie hacia los adolescentes, principalmente?
-Eso parece. Las tramas de los adolescentes han tomado fuerza y es lo que mantiene en vilo a la audiencia. Una gran parte de la audiencia es público adolescente, aunque se abarcan más edades.
-Fermín ha tomado protagonismo esta temporada ¿Seguirá creciendo el personaje en la siguiente tanda?
– No lo sé porque se cuidan bastante en darnos información sobre lo que va a suceder. Lo mantienen en un alto secreto. Pero lo cierto es que el personaje fue tomando cuerpo. Nació como secundario y se vio que tenía fuerza esa trama de acción y aventura que él representa.
– Las series están descubriendo a actores que tienen una trayectoria teatral pero son desconocidos para el gran público
-Sí. La televisión ofrece ese escaparate social para gente que, como en mi caso, no teníamos. Al mismo tiempo también da oportunidad a gente muy joven que se está formando. En el teatro, la situación es más flexible, hay pocos papeles para jovencitos y no es raro que, en todo caso, los den vida actores de más edad. La televisión ofrece esa oportunidad de acceder a un tipo de proyectos que, si no estás en el medio, es difícil que puedas alcanzarlos. Entras en la bolsa de trabajo. Pero eso tiene sus pros y sus contras.
-¿Cuál es la parte negativa?
-Que te reconozcan por la calle, la fama. Al principio es novedoso, excitante, pero llega a ser molesto en ciertas situaciones, porque estás tomando una caña con tus amigos y no te apetece dar cuentas a los demás de la serie o de Fermín. Yo soy muy celoso de mi intimidad, además de bastante tímido, pero hay que lidiar con ello porque son gajes del oficio.

ELDIARIOMONTANES


Amparo Baró: “El teatro me parece más fácil que la TV”

diciembre 20, 2008

–¿Es cierto que ni los actores saben a ciencia cierta cómo acaban las tramas de El internado?
–Creo que en algunas ocasiones está bien que no lo sepamos, porque, si no, podríamos dar pistas sin querer, sobre si este es bueno o es malo. Es mejor no darlas: así continúa el suspense sobre los personajes.

Su personaje, sin embargo, es clave, porque ha sido testigo de todo.
–Sí. Jacinta ha estado siempre aquí, y tiene información desde que esto era un orfanato, de lo que ocurrió con muchos críos, que desaparecieron, fueron adoptados u otras cosas que deben ser más terribles todavía.

–¿Jacinta va a apoyar a los chicos jóvenes en su búsqueda?
–A mí, como Amparo, sí me gustaría que Jacinta diera ese vuelco, pero esta temporada tiene un problema muy serio, que no es fácil de solucionar, porque incluso le han llevado a juicio acusada de asesinato.

–Naturalmente, el final no se puede saber…
–No crea que no se lo digo porque no quiero. Es que no lo sé.

–¿Cómo se desarrolla un personaje que dura tantos capítulos?
–Hay que planteárselo poco a poco. En el cine tampoco tienes la intensidad que tienes en un escenario. Hacer una obra de teatro, para mí, me parece mucho más fácil que hacer cine o televisión. Será porque yo he hecho mucho teatro. A mis 71 años, he trabajado con los grandes maestros, y poco a poco te vas entrenando. En este oficio, que no es mágico, por supuesto, sino que se trata de trabajar, como en cualquier otro, no hay ningún misterio. Solamente tienes que estar entrenada para que las propias pistas que te da el personaje las conviertas en algo que pueda aparecer como realidad. Ayudada por el director, por supuesto, y por el resto de los actores.

–Trabaja con muchos actores jóvenes. ¿Qué le gustaría enseñarles?
–Me gustaría repetirles todos los días que tienen que estar muy seguros de que quieren ser actores. Cueste lo que cueste. Que no crean que esto es muy divertido, aunque lo sea de vez en cuando, sino que se consigue a base de aprender y aprender, de practicar, de escuchar, de ver, de leer, de escribir, de vivir… Esto es un aprendizaje que a mí me ha durado más de 50 años. Y aún sigo aprendiendo, porque no te puedes quedar estancado. Si ahora puedo hacer personajes distintos es porque poco a poco he ido aprendiendo cómo hacerlos. Por eso hay que querer de verdad ser actores, no famosos.

–¿Son parecidos los incentivos de los que empiezan ahora que los que tuvieron los de su generación?
–En absoluto. Ahora son inmensamente más grandes. Un actor joven que entra en la serie consigue, no solo alicientes crematísticos que ni se hubieran soñado en mi época, sino que tiene a su favor que va a ser conocido inmediatamente. Que te vean cuatro millones de personas en un día no se puede comparar con hacer una obra de teatro. Para que te vea esa gente puedes tardar unos 40 años. Los que ahora empiezan tienen más facilidades. Por eso les pido que, de verdad, quieran ser actores.

–¿Y qué aprende de los jóvenes?
–La espontaneidad. Cada vez me gusta más la gente joven, a diferencia de cuando yo lo era, que prefería una charla con Milagros Leal o José María Rodero a una con alguien de mi edad, que no me aportaba nada. Los jóvenes me aportan una idea de estar moderna y viva, y creo que me estoy adaptando muy bien. Aprendo de la naturalidad que hay en ellos.

Fuente- elperiodico.com


Martín Rivas: “Un día me salté la cola para renovar el DNI”

diciembre 16, 2008

¿Qué va a ser de tu personaje esta temporada en El internado? ¿En qué ha evolucionado tu personaje a lo largo de estas temporadas?
Parece que Marcos se va encaminando al desenlace de la trama con su familia, sobre todo se verá que Paula juega un papel juega un papel muy importante en todo esto. En las tramas amorosas, Marcos sigue sin decidirse. No sabe si quedarse con Amelia o con Carolina. La evolución de Marcos estas cuatro temporadas ha consistido en que ha conseguido hacer del internado su hogar. Tiene un grupo de amigos con los que puede compartir todo, son un apoyo y una ayuda para resolver el misterio.

¿Qué es lo que más te sorprende de esta temporada?
Sobre todo que parecía que sólo la familia de Paula y Marcos estaba involucrada en los misterios del internado y ahora resulta que también la de Julia y la de Iván también tienen algo que ver.

¿Qué tal con los nuevos compañeros de reparto (Ismael Martínez, Javier Cidoucha y Alejandro Casaseca?
Muy bien, lo que pasa es que he coincidido muy poco con ellos en el rodaje.

En estas cuatro temporadas ¿cuál ha sido el peor momento del rodaje o el más complicado?
Es complicado grabar en el plató en verano. Siempre vamos con el jersey y el polo, y entre los focos y el calor exterior hay una temperatura asfixiante en set de rodaje.

¿Cómo definirías ‘El internado’?
Creo que es un híbrido de melodrama familiar, comedia, suspense y terror. La clave de su éxito es juntar todo eso y que funcione.

¿Qué te parece la introducción de los flashback a partir de la segunda temporada?
Me parece una buena idea y muy necesaria para la unidad espacio, que es muy importante. Además sirve para airear la serie, no sólo son escenas en el internado y el bosque. Con los flashback también alargas la serie y las tramas.

¿Saldrías de marcha con alguno de los personajes?
Sin duda, con Fermín, es un tío muy majo cuando es cocinero y un tío muy frío cuando es un espía. También me iría con Marcos, claro.

¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en la calle gracias a la serie?
Un día me salté la cola para renovar el DNI, que había mucha gente.

¿Ha habido un momento en el que te has agobiado con los fans?
Me he sentido agobiado en algunos momentos, pero cada vez menos, creo que estoy aprendiendo a llevarlo mejor.

Via: Formula TV


Amparo Baró “Siempre he tenido mucha suerte en los proyectos en los que he trabajado”

diciembre 16, 2008

Cómo se ve Jacinta esta temporada?

A Jacinta le ocurren muchas cosas en estos nuevos capítulos, aunque no estoy muy segura de todo lo que le va a pasar porque cada episodio que recibo me sorprende más que el anterior. Juzgada por asesinato, encarcelada o no, Jacinta se enfrentará a situaciones fuertes.Los guionistas nos dan unas líneas generales de las historias en las que se van a ver involucrados los personajes para que nos hagamos una idea.

¿Y la trama que tiene Jacinta con Héctor, el personaje de Luis Merlo? ¿Qué va a pasar con ella?

Esa trama es muy difícil de aclarar porque Jacinta es muy mayor, está en ese internado desde que era un orfanato y se encuentra dentro de una historia ni muy clara ni muy limpia con los chicos que desaparecieron allí hace años. Supongo que esta mujer conoce todas las historias que han ocurrido en el edificio y por lo tanto también la de esos chicos.

¿Cree que sus misterios enganchan al espectador o le confunden?

Yo creo que mitad y mitad, porque, diciéndolo como espectadora, que es muy difícil siendo parte de esta historia, de pronto me resulta difícil seguir la trama pero también me engancha porque pienso, “esto lo tengo que entender, esto tiene que ser de esta manera”. Es una especie de masoquismo lo mío, me tengo que enterar bien para dar la talla al rodar.

¿Se imaginaba hace dos años, cuando comenzó la serie, el éxito que iba a tener?

No me lo imaginaba, pero estoy acostumbrada porque, insisto una vez más, siempre he tenido mucha suerte en los proyectos que he trabajado y la fortuna siempre me ha acompañado. Estuve un tiempo alejada de la televisión, y cuando volví fue porque me ofrecieron 7 vidas cuando hacía teatro, y pensé, “bueno, voy a hacer diez o doce capítulos de esta historia tan divertida”. Al final, compaginé un año la obra que estaba haciendo, La opinión de Amy , con la serie, y al final hicimos 204 capítulos.

¿Qué tiene de especial ‘El internado’ que engancha tanto a los espectadores?

Creo que es porque está muy bien pensada, tiene una producción muy importante, tiene unos medios desconocidos hasta ahora en los rodajes de televisión y está filmada con unos medios estupendos. La calidad de la marca, del producto unido a que hay gente muy guapa, hay grandes actores y que hay unas tramas que interesarán a un tipo de público y otras, a otros.

¿El rodaje de este año está siendo más duro que el de otras temporadas?

Creo que el de este año no es tan duro como los anteriores. Somos dos unidades, una en el plató y otra en esos exteriores tan maravillosos que tenemos en la Universidad Nebrija de Madrid. Esta temporada está siendo más cómoda, todos nos hemos familiarizado más, somos como una piña y eso lo hace todo más fácil.

¿Cuál ha sido el momento más duro del rodaje?

Recuerdo una escena que fue especialmente dura. Fue una noche que rodamos en El Retiro de Madrid. Sería septiembre, pero a las tres de la mañana era terrorífico el frío que hacía. Duró dos o tres horas, así que tampoco fue tan malo.

¿Los chicos le piden consejos?

No, la verdad es que no me los piden. También es verdad que a mí no me gusta darlos. Alguna vez me hacen preguntas sobre el mundo de la interpretación, lo único que les puedo decir que tengan la absoluta seguridad de lo que quieren ser, si quieren ser actores o quieren ser famosos, que no tiene nada que ver. Que sigan estudiando, trabajando, viendo teatro y formándose. Esta profesión no es mágica, es un trabajo y hay que currárselo y estudiar

Via : noticia de guipozkoa


Yon Gonzalez “Cantando las 40”

diciembre 15, 2008
CANTANDO LAS CUARENTA
Aquí os dejamos una entrevista muy interesante y cañera que la revista 40 Principales ha realizado a uno de los chicos del Internado: Yon González.
40. De no haber sido actor…
Habría sido profesor de kárate. Llegué a cinturón marrón con 15 años. Y el negro no me lo dieron porque era una mafia. Pagabas 20.000 pelas para examinarte y luego te suspendían para que volvieras a pagar. Lo que me dolía no era el dinero, porque yo curraba poniendo copas en una discoteca y ese dinero me lo sacaba en una noche, sino la injusticia.
39. O sea, que nadabas en dinero…
¡Qué va!. Soy de una familia a la que siempre le ha costado llegar a fin de mes. Desde los 16 años empecé a currar en una fábrica los veranos para tener dinero el resto del año.
38. ¿Y en qué te lo gastabas?
La gasolina, el coche, algún curso de modelo…
37. El más cañero de tus compañeros del Internado es…
Ana de Armas, es muy impulsiva, no como Elena Furiase que es paciente, consejera. Martiño (Martín Rivas) es el especial.
36. Miras los datos de audiencia de la serie para…
Ver lo que me queda de contrato
35. La fama es ridícula cuando…
Imagínate que vas tú tranquilamente por la calle con un grupo de gente detrás diciendo tu nombre sin querer nada. Ahí es ridícula. Si te siguen para pedirte una foto, vale, pero seguirte para tonterías…
34. Con 50 años te ves…
Currando en esto tan bonito: la serie, un corto, una peli…
33. Te sobra…
Vitalidad
32. Tu primera película trata de…
Sexo, drogas y rock. Es mentiras ygordas. Mi compi de aventuras es Mario Casas.
31. El último plan que hiciste con los chicos del Internado fue…
Una comidita en mi casa, el sábado pasado.
30. Devoras…
Un chocolate de cuadraditos que venden en el chino e mi barrio. Súper rico. Tiene fresa por dentro.
29. ¿Comida casera o precocinada?
¡Casera! Yo cocino muy bien, ¿no ves que soy del País Vasco?
28. La persona en la que te apoyas siempre se llama…
Aitor Gonzáles Luna, mi hermano. Cuando me estoy hundiendo sin saber por qué, él me hace levantar. Me pega el tortazo.
27. Un lugar en el que te perderías…
El Templo de Debod. Antes paseaba mucho por allí. Las vistas me hacían sentir bien.
26. Si empiezas a comportarte como un divo…
Pongo música. Me devuelve a mi sitio cuando me alejo, y me relaja.
25. Maduraste cuando…
Me vine a Madrid. Yo no tenía responsabilidades de peso en Bergara. Aquí tenía que estudiar mucho, currar mogollón, vivir solo… O espabilaba o me volvía al pueblo, y espabilé.
24. Cuando lees el periódico te preocupa…
Las noticias sobre el cambio climático. Desde que vivo solo me hevuelto ecologista. Separo la basusra, controlo mogollón lo del agua… Ya ves, son tonterías, cositas.
23. ¿Amor o amistad?
Las dos cosas. Hay amigos que de repente se echan novia, se encierran con ella y pasan de los colegas. Ni una cosa ni otra. Porque el día que rompas con ella te va a hacer falta tu gente de toda la vida.
22. ¿Pasión o ternura?
Tengo de las dos, pero quizás sea más pasional.
21. La guerra de sexos te parece…
Una gilipollez. Yo me comporto igual con mi novia que con mi hermano. El secreto está en escucharse.
20. Los últimos días que tuviste libres…
Los dediqué a tirarme en casa como una perra. Vi 200 pelis tumbado y dormía unas 17 horas diarias. Llevaba una coña encima… me hacía falta. Dormir, fumar, ver pelis y comer. Y volví como nuevo, dispuestoa pasarme otros tres meses durmiendo tres horas al día.
19. Dijiste “asco de mundo”…
Una vez que desfilé en Cibeles. Estaba en backstage y una modelo le gritó a la peluquera porque le dio un tirón en el pelo mientras la peinaba. ¡Anda y come más, amargada!.
18. Tu última gran adquisición…
Un piso, con una hipoteca a 40 años, no te creas. Tiene un ventanal desde el que se ve todo Madrid. He puesto una cama más alta para poder verlo todo sin levantarme.
17. Para partirse de la risa…
Me pongo el dvd de Zoolander (Ben Stiller, 2001), ¿la has visto?
16. Te obsesiona…
la decoración de mi piso: muebles, las paredes, que van a ser de distintas stonalidades de gris… Me encanta. El otro dia fui a una feria de diseño con mi novia para coger ideas.
15. El tiempo mejor invertido…
Con mi novia y mis amigos.
14. Te pone enfermo…
Parar de trabajar. ¡En serio! Las pocas veces que he parado, me da por enfermar, con 40 de fiebre. Y sin pisar el médico, que no me gusta nada.
13. Una asignatura pendiente.
El deporte. Lo dejé hace tiempo, pero lo tengo que retomar. ¡Es que tengo tanto curro!
12. ¿Nos desvelas algún defecto tuyo?
Estoy a ver si consigo hablar bien y vocalizar. Siempre me ha costado. Ya le voy cogiendo el punto.
11. Un vicio confesable…
El fumeteo. Hubo una época en la que era demasiado: paquete y medio de tabaco al día más los porros. Ya he aflojado.
10. ¿Y una virtud?
Que ya no soy tan cafre como antes. Por ejemplo, lo de vocalizar. Antes me la pelaba, pero ahora voy a clases de voz y teatro.
9. De estudiante, eras…
Muy rebeldillo y vacilón, pero los profesores se reían conmigo. Era muy malo en los estudios, excepto en Gimnasia y Matemáticas que se me daban muy bien.
8. Pero siempre cateabas…
Historia, ufff. Ahora sí me interesa un poco más, pero tampoco. Paso de leer ensayos de historia: con leer los guiones ya basta.
7. Quién te iba a decir a ti…
Que iba a acabar desfilando para David Delfín en Cibeles. Fue divertido, pero no es lo mío.
6. ¿Qué hará Iván (su personaje) por conservar a Carolina (el de Ana de Armas?
Espero que nada. Me trata fatal. No te puedes faltar el respeto a ti mismo. o lo he hecho muchas veces, pero ahora lo evito.
5. Que muchos digan que El internado es la mejor serie española que se emite actualmente, ¿sube el ego?
¿La mejor serie española? Bueno… No opino lo mismo, pero… (risas). ¿La mejor serie española? ¡Hala!
4. No falla. Siempre lloras…
Cuando voy a empezar un proyecto nuevo. Me desahogo y ya. Pero me da inseguridad, en plan:” ¿Voy a estar a la altura?”.
3. Tu superhéroe favorito es…
El chino que se teletransporta en Héroes. Podría decir: “a mi casa”, “al País Vasco”… Así vendo el coche y me ahorro pasta y tiempo.
2. Sorprendes a la gente…
Con mi estómago. No tiene fondo.
1. Cuando sales de marcha…
Estoy destrozado el resto de la semana. Así que apenas salgo. Ya lo ha´re cuando esté en el paro (risas).